Todas nuestras lanzaderas son fabricadas con madera certificada y procesos sostenibles

... y ahora añadimos la lanzadera doble a los modelos que encuentras en nuestra tienda online. Lanzaderas nuevas

Comprar ahora / Buy now

Lanzadera doble
Textiles naturales… > Blog > Uncategorized > ¿Puedes lavar tejid…

¿Puedes lavar tejidos artesanales en lavadora o siempre a mano?

Anna Champeney, docente, diseñadora y tejedora artesanal responde con su punto de vista.
Fotos arriba:  Gracias a Virag, estudiante hungara, por enviarnos estas fotos de las muestras que realizó en un curso, con el acabado apelmazado que realizó en casa – cortando la muestra longitudinalmente – y apelmazando una parte y dejando la otra sin lavar.  (Curso uno-a-uno con Anna Champeney, con urdimbre y trama de lana merina). 
Muchas veces, se supone que sí, que el tejido artesanal en telar es algo tan especial, tan singular, y con un valor especial que hace falta lavarlo a mano.
 
Con el tiempo he cambiado la opinión, y creo que se puede aplicar los mismos criterios a tejidos artesanales que a tejidos de elaboración industrial.

 
Dicho esto, creo que hace falta diferenciar entre la respuesta que se da a un comprador, en una feria de artesanía, y a un tejedor(a). Porque una cosa es el papel del lavado durante el mantenimiento y la responsabilidad para un producto textil de telar, y la otra cosa es el lavado inicial – el lavado que se da a un tejido después de sacarlo del telar.

 
Este primer “lavado” no es, realmente, un lavado, porque el tejido no está sucio.  Es, más bien, un acabado con agua, para que el tejido tenga su aspecto final, que se encoge a la medida deseada, y los hilos encuentren su posición final dentro del tejido, para que el diseño, los colores, la textura y la caída final sea lo definitivo y lo estable.

 No obstante, cuando se pregunta un cliente que compra un tejido artesanal – hay que tener en cuenta que es el cliente que tiene que asumir la responsabilidad para cuidar un tejido artesanal, y que a veces, es mejor aconsejarles que se lave la pieza a mano, simplemente para evitar dudas y el peligro que, mal hecho, el lavado en lavadora podría acabar estropeando el tejido.  Es posible, también, que hay tejedores/as artesanales quienes, quizás, para realzar el valor que siente un tejedor artesanal por el tejido artesanal (y para que el cliente lo cuide mejor) les aconseja a lavarlo a mano.  Muchas veces he encontrado clientes que – antes de preguntarlo – suponen que hace falta lavar un tejido artesanal a mano.  Pero otras veces puede ser una cautela excesiva, o falta de experiencia, o la incertidumbre o falta de conocimiento o experiencia del mismo tejedora/or que les conduce a aconsejar al cliente siempre lavarlo a mano cuando no siempre sea necesario.

Aquí hay algunos principios para seguir, para cuando llegue el momento de lavar tus tejidos artesanales…
1.  Si el tejido tiene emplea una estructura muy abierta, o poco estable es aconsejable lavarlo a mano sin agitar o escurrirlo.
2. Si es un tejido es un articulo artístico o escultural, y tiene la textura, caída y aspecto deseado, sin lavar (siempre que no hace falta lavar la pieza como parte de su mantenimiento) pues no hace falta hacerlo.   No obstante, soy del punto de vista que , que hace falta dar a los foulards, toallas i otras piezas de uso,  un lavado inicial, como parte del acabado normal de un tejido después de sacarlo del telar. 
3.  Si es una tela delicada, de lana o cachemira que se apelmaza con facilidad, es mejor lavarlo a mano
4.  Si el tejido tiene un valor muy alto, es aconsejable y menos arriesgado lavarlo con un cuidado especial, y a mano. 5.  Según la experiencia que tengo con tejidos de lino bastante tupidos, sí es aconsejable, por lo menos, el primer lavado, lavarlo a mano; pues, en más de una ocasión, el lino salió de la lavadora con arrugas permanentes – un resultado, creo, del centrifugado.  Pero tengo comprobado que esto pasa también con tejidos de lino industriales también.
Pero en el caso de tejidos más robustos, creo que no es siempre necesario lavarlos a mano.  Y en caso de realizar mucha producción, o realizar tejidos que requiere un acabado apelmazado (parecido al fieltro), una lavadora se puede convertir en tu mejor amiga. 
Como siempre, el punto clave de todo esto es – probar primero con muestras, y asegurarte que en el futuro, que realices el proceso de lavar en lavadora de la manera idéntica – el mismo ciclo, el mismo jabón, y llenando la lavadora de la misma manera (no lo laves una vez lleno, y otra vez medio vacío).  Por ejemplo, si tejes 2 foulards idénticos, lavar uno a mano, otro en lavadora (apuntando el ciclo, el jabón, temperatura, duración, jabón o suavizante etcetera, si estaba llena o no el tambor), y comparar los resultados.

This content is available in: English