Apúntate a nuestro boletín informativo sobre cursos, ofertas y productos

Nos encantará incluirte en nuestra comunidad textil y informarte mejor sobre nuestro trabajo. Suscribir

Apúntate aqui ahora

No pasamos información sobre ti a terceros, y cada vez que recibes información de nosotros puedes darte de baja.

Todas nuestras lanzaderas son fabricadas con madera certificada y procesos sostenibles

... y ahora añadimos la lanzadera doble a los modelos que encuentras en nuestra tienda online. Lanzaderas nuevas

Comprar ahora / Buy now

Lanzadera doble

Control de lanas en el almacen para mantenerlas libres de polilla

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

!Qué foto tan idílica!  La verdad es que esta imagen representa una de las muchas actividades y tareas en textilesnaturales y Anna Champeney Estudio Textil «entre bastidores» – las tareas humildes y modestas (que a primera vista no parecen muy fotogénicas) que nos ocupan en el día a día del trabajo de mantener nuestra pequeña empresa y taller textil.

Es el trabajo de proteger la lana de la polilla, sobre todo, entre abril y noviembre.  Tenemos lanas que empleamos para diseño textil – tanto diseños actuales como futuras -, lanas rústicas «de país» y lanas para los cursos, y lana de cordero y angora para foualrds y para comercializar en la tienda.  Así que son bastantes kilos de lana – !y potencialmente un verdadero banquete para las polillas!

Después de cada curso metemos todas las lanas que se han empleado en el congelador durante varios días, antes de sacarles y secarles bien en la sombra (las larvas de las polillas prefieren lanas o prendas más humedecidas porque no beben nunca – sólo comen, y así es su comida les aporta todo el líquido necesario).  Después devolvemos a su sitio en las diferentes bolsas y cajas etiquetadas y cerradas.

Las temperaturas bajas de 18ºC matan las larvas que se alimentan con la lana – las polillas en si, como mariposas, no hacen daño.  También el sol destroza las larvas, así que, para lanas sin teñir, las sacamos de las bolsas o cajas periódicamente y las extendemos al sol durante varias horas antes de devolverlas a las bolsas en el almacen.  Cada verano el congelador está lleno de madejas y conos, y en el patio fuera del taller, también está con lanas, como puedes ver en la foto.

En textilesnaturales tenemos un programa anual que nos dice cuando cambiar las bolitas contra la polilla, y a veces, también (!cuando nos recordamos y tenemos tiempo para cosecharla!), ponemos lavanda de las plantas que cultivamos en el jardín cerca de donde almacenamos las lanas.  Y otra idea novedosa nuestra ha sido poner lanas de desperdicio, de proyectos pasados, en lugares favorecidas por las polillas – lugares oscuros, sin paso de aire, lugares de más humedad, lugares bajos – por debajo de muebles o estanterías.  La idea es que las polillas vayan a estas lanas para poner los huevos en vez de batallar y luchar para entrar dentro de las bolsas y cajas bien selladas.  Cada 3 – 4 semanas, durante la época de verano, ponemos estas lanas en el congelador, y después al sol, para matar los huevos o larvas que puede haber.

Y asi, hasta ahora, hemos evitado que las polillas dañan los hilos.

So far so good!

 

This content is available in: enEnglish