Apúntate a nuestro boletín informativo sobre cursos, ofertas y productos

Nos encantará incluirte en nuestra comunidad textil y informarte mejor sobre nuestro trabajo. Suscribir

Apúntate aqui ahora

No pasamos información sobre ti a terceros, y cada vez que recibes información de nosotros puedes darte de baja.

Todas nuestras lanzaderas son fabricadas con madera certificada y procesos sostenibles

... y ahora añadimos la lanzadera doble a los modelos que encuentras en nuestra tienda online. Lanzaderas nuevas

Comprar ahora / Buy now

Lanzadera doble

La compra de un telar – Telar de flecos, telar contramarcha, telar de sobremesa, telar dobby

¿Cómo eligir un telar de bajo lizo cuando existen muchos modelos diferentes – y cada uno con sus ventajas y desventajas?   Muchos alumnos me piden consejos, pero realmente, no hay respuestas concretas – mucho depende de cada persona, su situación personal, y sus objetivos.  Aqui os paso un poco de información sobre diferentes telares, incluyendo un telar Dobby, de ocasión, de 130cms. ancho del peine.  El telar es del Lisi Salgado (Madrid) y incluye un ordenador con el programa de diseño.

Telar de flecos

Muy útil para enseñar el tejido en telar a grupos, a niños etcetera.  Yo les he empleado para enseñar estudiantes de moda en ESDEMGA (Universidad de Vigo).  Se puede tejer con sólo 19 hilos en el telar para tejer mini tejidos y flecos.

Telares de sobremesa

Marcas recomendadas:  Louet, Ashford

Existen con 4 o 8 lizos, y hasta 16 lizos.  Son muy cómodos y fáciles de usar.  Recomendado para principiantes, personas que no tienen mucho espacio para tejer.  Hay poco desperdicio de hilo y, a diferencia a los telares que tienen pedales atados a 2 o más lizos, no existe un límite de los diferentes alzamientos que puedes usar en un tejido.  Así que, es un telar estupendo para personas que quieren experimentar y realizar sus propios diseños.

Si un día piensas dedicarte a la tejeduría al nivel profesional es verdad que el telar no sirve como telar principal para producción.  Pero todos los tejedores profesionales que conozco tienen más de un telar, para poder tejer diferentes urdimbres y productos.  De hecho sigo elaborando piezas únicas en los telares de sobremesa, y también tejidos de felpa, y sobre todo para realizar muestras y para impartir cursos.

Normalmente existen maneras de convertir los telares de 4 lizos en uno de 8 lizos, o más, y hay accesorios que incluyen pies, doble plegadores (para tejer con dos urdimbres diferentes) ¿Y las posibles desventajas?  Pues, no avanzas tan rápido comparado con un telar con pedales, ni es posible poner urdimbres muy largas (hasta 7 metros está bien aunque depende del grosor del hilo).  Es decir, no sirve como telar de producción profesional.

Existen modelos de telares muy sencillos de sobremesa de la marca Ashford, llamados «Knitters loom» o «rigid heddle loom».  Son telares muy básicos pero sirven para aprender sólo/a en casa – para aprender a tejer en telares de bajo lizo con 4 lizos o más es necesario realizar un curso con una persona profesional.

telar spring de Louet con 8 o 12 lizos

Al empezar me parecía más de suficiente un telar con 4 lizos, y la verdad es que hay muchisimos diseños que se puede realizar en un telar de 4 lizos.  Dicho esto, al empezar a tejer, una tejedora inglesa muy conocida, Alison Morton, me aconsejó esperar y comprar un telar con 8 lizos.  Así fue, y ahora, tengo ganas de pasar de un telar de 8 lizos a un telar Dobby con 24 o más – porque mis ideas para diseños superan los limites del telar de 8 lizos.  Uno de 4 lizos está muy bien para principiantes, pero lo normal ahora en otros países de Europa, sobre todo, tejedores más experimentados o profesionales, es tener un telar de 8, 12 o 16 lizos.   Para mi, ahora, un telar de 4 lizos me parece muy limitado;  uno de 8 no es más difícil de usar, y te da muchas más opciones.

Telares de ocasión

Puede ser una opción buena, por ser más económica, y muchas veces, la persona que lo vende está dispuesta incluir peines, lanzaderas, libros o hilos.  Pero siempre es aconsejable no sólo verlo si no también probarlo.  Un telar usado que tuve prestado de otro taller textil me resultó incómodo – estaba bastante gastado y hubo elementos que no funcionaron muy bien, dificultando el trabajo de tejer.  Además, no era de una marca conocida, y aunque el telar tuvo buen aspecto, el diseño del telar dejó bastante por desear en la práctica- las dimensiones del telar eran mal pensadas, así que no era posible estar cómoda al momento de tejer (las piernas rozaban con el propio tejido y no era posible sentarse bien recta en el telar).    Así que, si piensas comprar un telar de ocasión, os aconsejo verlo y, si es posible, probarlo antes de comprarlo.  Es más fácil encontrar un telar de ocasión grande, con pedales, que uno pequeño de sobremesa.

Compra de telares de sobremesa de Louet de ocasión – De hecho, si tienes un telar Jane, Kombo (el modelo antiguo) y lo quieres cambiar por otro más grande, contactes conmigo porque tengo varias alumnas que les interesaría comprar uno de ocasión.

Marcas de confianza de telares

Para mi, Louet y Glimakra son marcas de confianza y calidad, pero claro, son algo más caros que otros telares.  Ashford es otra marca que fabrica telares, no los veo de tanta calidad o estilo como los de Louet.  El telar que tengo de Teixidors, en Catalunya, emplea materiales de muchisima calidad y es un muy buen telar (por lo que entiendo yo su diseño estaba basado en el de Glimakra).  Personalmente prefiero emplear telares de marca porqué sé que se han ido refinando los diseños poco a poco y me inspiran más confianza.  Hay telares bastante malos hechos por carpinteros que han «replicado» otros telares.  De hecho, el primer telar que use un tiempo fue un telar hecho por un carpintero profesional.  Nada más que verlo, Victoria Montenegro, tejedora de Ourense, me aconsejó cambiarlo cuánto antes por otro mejor – y la verdad es tuvo razón, el telar era horrible para usar.  Las medidas y tamaño de diferentes elementos del telar, y la calidad de los elementos de metal, son importantes.

Telares Dobby

Telar dobby con 16 lizos (ocasión) a la venta. 2012.

Al querer diseñar tejidos para 12 lizos o más, es aconsejable pensar en un telar dobby.  Sigues pasando la lanzadera manualmente pero los alzamientos de los lizos se realiza de manera automática, programados por la tejedora.  Es la garantía que no tendrás ningún error en tu tejido.  Hay diferentes marcas, que incluyen Arm y AVL.

Muchos diseñadores textiles profesionales usan telares dobby para diseñar y pasan los diseños a las fábricas industriales para su posterior producción.  Hay modelos que te permiten programar los alzamientos mecánicamente, y otros que funcionan con programa de ordenador.  Una herramienta muy útil para profesionales.

Para más información (contactar directamente con Lisi Salgado) sobre venta del telar dobby (16 lizos, con programa de diseño en ordenador)

El telar se vende Lisi Salgado, tejedora, Madrid.  La maquinita selectora es de la marca americana A.V.L. pero el resto del telar ha sido fabricado de Indigo, Madrid.  130cms ancho del peine.  Tiene urdizaje directo, ideal para urdimbres más largas y trabajos profesionales.

Información facilitada por Lisi Salgado sobre el telar –

Sistema de maquinita selectora de lizos electrónica.

Los lizos se accionan mediante dos pedales. Con este sistema la secuencia de pasadas del tejido no se prepara manualmente sobre una cadena de costillas como ocurre con la maquinita mecánica, sino que se introduce en el ordenador donde quedará archivada para utilizarla siempre que el tejedor lo necesite.

Una vez revisados los datos en el ordenador es imposible cometer errores.
Se reduce el tiempo necesario para preparar el tejido al no ser necesaria la preparación manual del curso de pasadas y su colocación en la maquinita.
Basta un instante para abrir un nuevo fichero y empezar a tejer una nueva pieza (a condición de tener el remetido de lizos adecuado) ya que los datos necesarios están archivados en el ordenador.
No hay prácticamente límite en el número de pasadas que se pueden utilizar. Se teje con la misma comodidad un ligamento con 4 pasadas que uno con 300

Telares «automáticos»

Empleados por la industria, ya no utilizan lanzaderas.  Una diferencia es que el tejido que resulta no tiene orillas tejidas – parecen pequeños flecos. A mi, personalmente, no me gusta este acabado, pero la verdad es que hasta marcas como Burberry emplean tejidos elaborados en telares automáticos, con el borde cortado.

¿La anchura del telar?

La mayor parte de las tejedoras profesionales en España enfocan en la elaboración de piezas más bien pequeñas – como fulares y chales – a pesar de tener telares – a veces – bastante grandes.  Un telar grande impresiona con su tamaño, pero está bien que pienses muy bien antes de comprar un telar con dimensiones muy grandes.    Para tejer artículos como mantas para una cama doble, en una pieza sóla, necesitas un telar de bastante más de 2 mts de ancho.    Para chales, cojiines, toallas, tejido para ropa o bolsos, un telar de 130cms es muy adecuada, y en muchas ocasiones un telar de 110cms es lo suficiente.  Para piezas más grandes se puede coser varias piezas o emplear la técnica más avanzada del doble tejido para tejer una pieza  más ancha que el telar.  Está bien tener en cuenta que la dimensión importante del telar es el peine – lo cual determina la anchura del tejido, y no el telar en si.

Para tejer al nivel profesional

Mi recomendación personal es optar por un telar que tiene la opción de aumentar el número de lizos (pasando de un telar de 4 a 8 o de 8 a 12 por ejemplo), con lanzadera volante (mi experiencia es que, con un poco de práctica, es fácil de usar, y progresas mucho más rápido).  Para urdimbres de 20 mts o más, recomiendo un telar que tiene el sistema de urdizaje directo.

La cestería de Los Ancares – nuevo libro-manual sobre la cestería del norte de española por Lluis Grau y Anna Champeney

Nuevo libro La Cestería de Los Ancares por Lluis Grau y Anna Champeney (bilingue, inglés y castellano)

«Parece genial – con un diseño atractivo, fotografías numerosas y claras, y con un estilo fácil de entender»  – Tim Johnson, cestero y artista, Reino Unido

Este libro se ha publicado después de 4 años de investigación y trabajo de colaboración, con la ayuda de dos instituciones británicas – el Basketmakers´ Association del Reino Unido, y el Worshipful Company of Basketmakers.

Es el único libro que existe sobre la cestería de esta parte del norte de España, y es una reivindicación del valor no sólo etnográfico y histórico sino también artística de la cestería de Los Ancares, ahora casi desaparecida en su lugar de origen.

No cabe duda que los cesteros del Reino Unido y otros países de Europa aprovecharán el libro para aprender a hacer la cestería de Los Ancares.   Pero se espera que también en España habrá artesanos y amantes de la artesanía y cultura rural que se apuntarán y lucharán para continuar la tradición en su país de origen.

Para que el libro sea accesible para lectores españoles se ha publicado con versión castellana.

El libro incluye una parte práctica, tipo «manual», que te enseña, paso por paso, como hacer dos modelos tradicionales, con fotos y texto explicativo, desde la selección y preparación de la madera hasta el tejido.

El libro se ha realizado gracias a la colaboración de Albino Rodriguez, Piornedo, y vecinas del pueblo de Burbia, en León.

Sobre los autores:

Lluis Grau – cestero profesional y docente internacional.  Lluis ofrece enseñanza con alojamiento desde su taller en Galicia y también enseña a grupos en España y al nivel international.

Anna Champeney – Formada como comisionaría y museologa en Inglaterra Anna ha realizado investigación sobre la artesanía popular gallega desde 1995.  Ahora Anna es tejedora y diseñadora textil en Galicia.

PVP (incluye envío contra re-embolso en Europa):  15€   Comprar libro